Fuera Nepobabies: Proyecto de Ley para Terminar con el Nepotismo en Paraguay

Autor: Estefanía Careaga

Desde Alma Cívica, como organización que trabaja en defensa de la democracia y guiados por nuestros principios de integridad y participación, nos sentimos comprometidos con la construcción de un Paraguay con liderazgos políticos que pongan como prioridad el bienestar común por encima de sus intereses personales; con la formación de ciudadanos preparados para abrazar con honestidad e idoneidad el servicio público; y con una comunidad involucrada para custodiar y acompañar el quehacer de nuestras autoridades con una participación activa y propositiva.

Es por esto que invitamos a Estefanía Careaga, miembro activa de la Red Política de Liderazgo Emergente, a que nos comparta sobre el proyecto que presentó, junto con otros ciudadanos, para erradicar el nepotismo en Paraguay y el impacto que puede generar la iniciativa popular en la sociedad.

Por Estefanía Careaga, miembro de la Red Política de Liderazgo Emergente 

El significado original de nepotismo proviene de nepote, del italiano nipote, que significa sobrino. Hoy en día el nepotismo, como una de las formas que toma la corrupción, es un ejercicio vicioso que no solo pone en riesgo la eficiencia del servicio público sino que también menoscaba los procesos de selección por meritocracia y profundiza las brechas por falta de acceso a oportunidades laborales. En un país donde a diario jóvenes con altas capacidades deben salir del país para buscar oportunidades laborales o deben aceptar condiciones laborales paupérrimas por no encontrar espacios dignos, es realmente un atropello el despilfarro de los recursos públicos en cargos para familiares que salieron a luz en el último mes, demostrando que el Estado se convirtió en una especie de empresa familiar donde hay lugar para todos los familiares y amigos aunque estos carezcan muchas veces de las aptitudes básicas para los roles que les son asignados. 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a través de los estudios de Integridad para el buen gobierno en América Latina y el Caribe así como la Recomendación del Consejo de la OCDE sobre Integridad Pública, recomendó “Promover un sector público profesional basado en la meritocracia… garantizando la gestión de los recursos humanos donde se apliquen sistemáticamente principios básicos, como el mérito y la transparencia, que contribuyan a promover el profesionalismo del servicio público, evitar el favoritismo y el nepotismo, que proteja contra las injerencias políticas improcedentes y que atenúe los riesgos del abuso de poder y las conductas indebidas”. 

Observando esta realidad que nos duele e interpela, el lunes 15 de enero de 2024 un grupo de ciudadanos presentamos al Tribunal Superior de Justicia Electoral un histórico proyecto de ley de “Iniciativa Popular” que busca poner fin al nepotismo en Paraguay. La iniciativa introduce medidas contundentes y específicas para combatir esta arraigada práctica política que tanto mal nos hace. 

El proyecto de Ley presentado introduce medidas para combatir el nepotismo, entre las que se incluyen la prohibición total para los familiares de altos funcionarios de acceder a cargos públicos o contratos de servicios personales, a menos que superen procesos concursables y competitivos. Además, regula los comisionamientos, limitando los beneficios adicionales y remuneraciones a los familiares de funcionarios a menos que se sometan a procesos competitivos. Asimismo la propuesta pone énfasis en el control ciudadano como una herramienta transversal de control. La ley permitiría a cualquier ciudadano solicitar información sobre las condiciones de nombramiento o contratación de funcionarios, abriendo la puerta a la denuncia pública y la acción legal en casos de nepotismo.

Este proyecto de ley tiene la peculiaridad que fue presentado bajo la figura de la iniciativa popular, un derecho consagrado en la Constitución Nacional para que los ciudadanos podamos impulsar proyectos legislativos cuando consideramos que un tema debe ser tratado en el Congreso. Además, es una herramienta vital para expresar el hartazgo ciudadano en algunos temas ya que, mediante esta herramienta, un grupo de ciudadanos puede plantear un proyecto de Ley que, para ser ingresado al Congreso debe obtener una cantidad de firmas de electores correspondientes al 1% que actualmente equivale a 48.500 firmas, las mismas pueden ser recolectadas de manera física o electrónica, a través de la plataforma del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) en el apartado de Iniciativas Populares y es tan simple como ingresar los datos contenidos en el documento de identidad. Lo bueno de esta herramienta es que permite que cualquier elector pueda suscribir la iniciativa popular estando en cualquier punto del país e incluso aquellos que están fuera del país. 

Por todo esto creemos que la herramienta de la iniciativa popular perfecciona la democracia y la participación ciudadana al permitir a los ciudadanos expresar sus voces desde todos los puntos del país y el mundo para colaborar en la construcción de un país mejor.


Este artículo contiene opiniones expresadas por el autor y no necesariamente refleja las posturas o ideas oficiales de Alma Cívica. Las opiniones aquí expresadas son de carácter personal y no deben considerarse como declaraciones representativas de la posición institucional de la organización. La diversidad de perspectivas es bienvenida en nuestro espacio, y animamos a nuestra Red a expresar sus puntos de vista individuales, reconociendo que estas opiniones son atribuibles únicamente a los autores respectivos.

Estefanía-Careaga
Estefanía Careaga

Abogada, LLM y MBA, ex candidata a diputada por Central, activista política y miembro activa de la Red Política de Liderazgo Emergente. 

Artículos relacionados

Invitan a conversar sobre la práctica de la democracia y el impacto de la participación ciudadana, con Martín Palouš, ex embajador checo
Jajapo Democracia!: Una experiencia de aprendizaje sobre democracia, mientras colaborás en tu comunidad