#YouthInAction – Apoyar a los jóvenes en el Gobierno

Autor: Santiago Barrail

Este artículo fue originalmente publicado en el sitio web de la Cohorte Democracia y Juventud y pueden acceder a dicha versión aquí.

Antes de la tercera edición de la Cumbre por la Democracia, la Cohorte Democracia Juvenil (YDC) relanza el Menú de Posibles Compromisos para generar impulso para una mayor mejora de los derechos de participación política de los jóvenes. En las próximas semanas, únete a nosotros para celebrar cómo las iniciativas dirigidas por jóvenes pueden beneficiar a nuestras democracias a medida que damos vida a los compromisos a través de una serie de artículos y publicaciones en las redes sociales.

Más allá de los problemas de incorporar la voz de los jóvenes en la toma de decisiones, los jóvenes se enfrentan a complejos obstáculos cuando intentan ingresar formalmente a la política. El cálculo de los costes y beneficios lleva a menudo a los jóvenes a abandonar sus planes de presentarse como candidatos o a emprender una carrera en la administración pública. A diferencia de la primera categoría, la segunda categoría del Menú se centra en el aumento del número y el impacto de los jóvenes en el gobierno. Nuestra propia investigación estima que sólo el 10% de los parlamentarios (y legisladores equivalentes) en todo el mundo tienen 35 años o menos, mientras que la Unión Interparlamentaria estima que sólo el 2,8% de los legisladores tienen 30 años o menos. Sin embargo, los jóvenes siguen participando en los asuntos públicos, a través de los movimientos de protesta y las redes sociales. No están menos inclinados a presentarse como candidatos a cargos públicos, pero se enfrentan a obstáculos cada vez mayores para hacerlo.

SUPERACIÓN DE LOS OBSTÁCULOS: LOS RETOS DE LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LOS JÓVENES

Hay varias reformas de política que requieren poca maniobra política para su aplicación, pero se necesitan más esfuerzos para garantizar que no sean simbólicas. Las cuotas de jóvenes para las listas de candidatos, por ejemplo, ayudan a garantizar que los partidos políticos sigan incluyendo a la población más joven. Sin embargo, en algunos sistemas políticos, a menudo los jóvenes ocupan un lugar demasiado bajo en las listas de candidatos. Mientras tanto, las cuotas implementadas en los órganos legislativos adolecen de otras falacias. La tan celebrada cuota juvenil en Marruecos duplicó la presencia de legisladores jóvenes, pero fue criticada por su alto nivel de nepotismo político.

Reducir la edad para presentarse a cargos públicos es otra posible estrategia. La semana pasada mencionamos cómo Nigeria enmendó recientemente su Constitución para reducir la edad para presentarse a la presidencia de 40 a 30 años y de 30 a 25 años para presentarse a las dos cámaras legislativas. Sin embargo, si bien la participación de los jóvenes en las elecciones finales fue significativa, no hubo mejoras apreciables en la representación de los jóvenes entre los elegidos.

Las cuotas de jóvenes y la reducción de la edad de presentación de candidaturas pueden contribuir a mejorar la participación de los jóvenes, pero sólo si van acompañadas de otras medidas para abordar los obstáculos estructurales. De lo contrario, las políticas de inclusión juvenil sólo servirán para reflejar las desigualdades existentes y la dinámica del sistema político del país. 

Los costos de la carrera política siguen siendo un obstáculo importante que afecta de manera desproporcionada a los jóvenes. Los elevados honorarios o requisitos de los candidatos, así como los costos de las campañas, constituyen un gran factor de disuasión para los jóvenes de bajos y medianos ingresos. El resultado es una ventaja injusta para los jóvenes procedentes de familias con tradiciones políticas y recursos económicos importantes. Por ejemplo, mejores planes de financiación para los jóvenes candidatos podrían haber abordado los problemas de nepotismo en torno a las cuotas juveniles de Marruecos.

EXPLORACIÓN DE LAS REFORMAS DE LAS POLÍTICAS

Los partidos políticos se consideran el primer obstáculo para la participación de los jóvenes. De hecho, la disminución de la afiliación a los partidos políticos es asombrosa y se debe principalmente a la dificultad de involucrar a la generación más joven. El impacto general para los jóvenes en la política es notable. La disposición de los partidos a presentar candidatos jóvenes se considera el factor más importante que influye en la representación de los jóvenes en la política (véase el trabajo de Daniel Stockemer). En resumen, si los jóvenes están ausentes en los partidos políticos, están ausentes en las instituciones. 

Las dificultades y los retos se amplifican para los grupos marginados. Los costos de ingresar a la política, por ejemplo, son elevados para las mujeres jóvenes. Reducir los costos no es suficiente, ya que las mujeres jóvenes también pueden tener dificultades para encontrar apoyo político y financiero de sus pares y donantes. Las mujeres jóvenes, los jóvenes miembros de pueblos indígenas y los jóvenes con discapacidad también tienen más probabilidades de sentirse marginados de la política tradicional y tienen menos inclinación a unirse a partidos políticos que no los representan. 

Este deterioro de la situación tiene un efecto realmente perjudicial para nuestras democracias. Tener a los jóvenes en la mesa de toma de decisiones no sólo mejora simbólicamente la representatividad de la política. Al ofrecer nuevas perspectivas sobre los problemas actuales, los jóvenes pueden aportar soluciones innovadoras y revitalizar la función pública. 

Nuestras democracias y sociedades también sufren más allá del funcionamiento de las instituciones. Gran parte de la desvinculación política de la población puede atribuirse a la falta de representación y a una desconexión más amplia con los encargados de formular políticas. La estabilidad futura de la democracia depende de ciudadanos talentosos, entusiastas y apasionados que ocupen cargos electos, así como de la administración pública.  

La participación de los jóvenes debe institucionalizarse para aprovechar realmente su potencial. Los partidos políticos tienen un papel importante que desempeñar. Pueden, por ejemplo, adoptar estrategias internas para involucrar a los jóvenes y otorgar mayor responsabilidad y participación a las secciones juveniles. Mientras tanto, las instituciones gubernamentales deben realizar un esfuerzo concertado para definir un marco jurídico que facilite y proteja la inclusión de los jóvenes en la política.

CASOS DE ÉXITO EN EL APOYO A LA JUVENTUD EN EL GOBIERNO

COMPROMISO #10 – ALMA CÍVICA Y FORTALECIMIENTO DE LA CAPACIDAD DE LOS JÓVENES LÍDERES

Apoyo a los jóvenes candidatos a cargos públicos (con especial atención a las mujeres, los jóvenes con discapacidad, los jóvenes pertenecientes a pueblos indígenas), mediante el fomento de la capacidad, la eliminación de los obstáculos relacionados con la edad y los obstáculos financieros y la promoción de cambios de comportamiento en los partidos políticos y las sociedades.

En los últimos años, Alma Cívica ha apoyado a jóvenes con aspiraciones políticas y a políticos en el inicio de sus carreras en Paraguay a través de la formación y tutoría. Su Escuela Política y Liderazgo Público es una iniciativa que fomenta el liderazgo político y comunitario para concejales electos, líderes comunitarios y funcionarios públicos. En los dos últimos años se han creado cinco academias diferentes, llegando a más de 60 ciudades. 

En 2022, se capacitó a 38 jóvenes líderes, cifra que aumentará a 74 en 2023. El objetivo de la capacitación fue mejorar las habilidades teóricas, prácticas y personales de los participantes, así como proporcionar herramientas y metodologías para diseñar e implementar iniciativas de políticas públicas. 

En el momento de redactar el presente informe, 7 jóvenes, ex alumnos de la Escuela, fueron elegidos como concejales de la ciudad después de recibir formación de Alma Civica. A menudo, los jóvenes simplemente carecen de las herramientas y no de la voluntad de dedicarse a la política. Las oportunidades de formación y tutoría pueden contribuir en gran medida a mejorar la representación de los jóvenes en todos los niveles de gobierno.

COMPROMISO #11 – FEDERACIÓN DE JÓVENES DE LIBERIA Y LA DECLARACIÓN DE BUUTUO

Reunir a los representantes juveniles de todos los partidos políticos para adoptar un pacto, una declaración de principios o un código de conducta centrado en el rechazo de la desinformación y la violencia política antes de las elecciones.

La Federación de Jóvenes Liberianos (FLY), el organismo coordinador de las organizaciones juveniles financiadas por el Gobierno, ha dado grandes pasos para garantizar que los jóvenes de Liberia se comprometan con los principios de la paz y la tolerancia. Antes de las elecciones generales de 2023, FLY coordinó la firma de la denominada Declaración de Buutuo, en la que los principales actores juveniles se comprometieron a respetar el orden y la paz durante todo el proceso electoral. Participaron representantes de las secciones juveniles de los principales partidos políticos, así como organizaciones comunitarias. 

El documento fue firmado en la ciudad de Buutuo, en el condado de Nimba, conocido como el lugar donde comenzó la devastadora guerra civil del país, que duró 14 años. Los observadores electorales internacionales señalaron el carácter pacífico de las elecciones y elogiaron a las organizaciones de la sociedad civil por apoyar activamente un proceso electoral pacífico.

El trabajo de FLY no sólo ilustra el impacto que puede tener una organización juvenil independiente y financiada por el gobierno, sino que también muestra cómo la acción coordinada entre las organizaciones juveniles puede tener un impacto significativo en la mejora de la democracia. Los jóvenes pueden actuar como constructores de la paz cuando se les permite el espacio.


COMPROMISO #13 – CUOTAS JUVENILES DE KENIA

Establecer cuotas juveniles que fomenten la participación inclusiva de los jóvenes, en lugar de crear competencia entre diversas poblaciones de jóvenes.

La Constitución de Kenia de 2010 ha protegido con éxito el lugar de los jóvenes en la política y tiene como objetivo promover el compromiso inclusivo, en lugar de crear una competencia innecesaria para los jóvenes. Establece un marco jurídico y establece cuotas para los jóvenes a nivel nacional y regional. El artículo 55 exige efectivamente al Gobierno que adopte medidas para garantizar que los jóvenes estén capacitados y representados.

Estas medidas concretas incluyen la asignación de 12 escaños parlamentarios a los representantes designados por los partidos políticos para representar intereses especiales, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad. Los impulsores de la inclusión de los jóvenes son los partidos políticos, eliminando así un obstáculo importante al comienzo del camino para los jóvenes candidatos. 

¿El impacto? A partir de 2022, los jóvenes representan el 35% del total de miembros de los partidos políticos en Kenia, ya que ven el valor de incorporarse a la política general. El parlamento actual está constituido por el 6,5% de los jóvenes y su representación en las asambleas locales es del 19%. Sigue habiendo obstáculos, pero el marco jurídico de Kenya ha creado una base sólida para que los jóvenes participen cada vez más en la política, y existen medidas adecuadas para garantizar una representación diversa.

Estos son sólo algunos ejemplos del efecto positivo que puede tener una mayor participación de los jóvenes en la gobernanza democrática. Sé parte de la Cohorte Democracia y Juventud para pedir que se escuche a los jóvenes en todos los niveles de la formulación de políticas compartiendo el compromiso que resuena con los problemas de tu comunidad y mostrando tus propias historias de éxito con la etiqueta #YouthInAction #JóvenesEnAcción

Santiago-Barrail
Santiago Barrail

Santiago es Oficial de Políticas en EPD – Asociación Europea para la Democracia. Es responsable de coordinar la Cohorte de Jóvenes por la Democracia e impulsar nuestra participación en la Cumbre para la Democracia.
Santiago se incorporó a la EPD en junio de 2023 y es originario de Paraguay, aunque lleva siete años viviendo en Europa. Tiene experiencia previa en ONG, organizaciones internacionales y sector privado. 

Artículos relacionados

Juventudes establecen sus prioridades en el Bootcamp por la Democracia
Invitan a conversatorio para analizar la observación electoral ciudadana como puente de participación juvenil y democracia